Rolas de sabado y trastes sucios

No dire que escucho pues deber saber que.

Debo lavar trastes y ver una película antes de dormir… elección Wim Wenders
El Hotel del Millon de Dolares, si queridos lectores, diran que el caprichito de Mono, o Bomo, o Pomo o como se llame, no debería contar con la aprobación del cinefilo-fan-Wenders guanabí como, pero la veré de todos modos, para aprobarla o desaprobarla, de todos modos mi abuelo dice que una película con Milla Jovovich nunca se desprecia.

Wenders me enseño la manía de ver todo en un cuadro, es cierto, alguna vez escribi un cuento ( y si estimados, termina en suicidio ), donde un tipo tiene una paranoia con eso de los cuadros, usa lentes y todo el tiempo se sabe encerrado en un marco, todo el tiempo veo un documental de mi vida, entonces no vivo el presente recuerdo en un marco que acabo de comer, y cosas así, pa pronto todo está encerrado, su cuarto tiene entrada, el mundo y su mundo esta separado por un pequeño marco que limita la visión hacia adentro y hacia afuera, y el libro le decía que hacia un personaje pero más allá de la hoja estaban los testigos, el entorno, el resto de la vida, entonces el libro te limitaba también suspiró. La tele y el cine ni se diga, las canciónes estaban limitadas por el principio y el final y en fin toda la vida tenía un límite, solo el espacio, inalcanzable, era deseable, pero que tal si tenía un límite, aun así que importaba pues su vista tenía un límite, su comprensión, su capacidad de abarcar, era eso capacidad, entonces se suicida y en los segundos antes de la descomposición total de la estructura cerebral ( lo que yo llamo a, ver toda tu vida, ver la luz y llegar a ella o al fondo del averno ), puede ver todo, hacia arriba y hacia abajo, todo su entendimiento y todos sus límites desaparecen, esboza una sonrisa que a falta de limitante cuerpo, abarca todo.

Así es esto de lavar trastes, voy a lavar…

Mañana ya veremos…

El Silencio…

Una foto pa los que les gustan los monitos…

Anuncios

14 comentarios en “Rolas de sabado y trastes sucios

  1. Loco, eres como el tal Ripley, loco loco espero no estar cerca cuando remes con alguien.

    Daniel. Ya me estas animando a hacer un blog, para hablar de lo loco que estas.

  2. no creo que estes loco, más bien tienes demasiadas neuronas funcionando. El cuento y su final son buenos, pero te lo critico: tu suicida al estar cerca de la muerte rompe sus propios limites, limites impuestos por el mismo(a), limites que no existian cuando estaba vivo, más bien ahora existe un limite entre él y su vida, y al verla desde afuera encuentra que realmente los limites dentro de ella (su vida) nunca existieron.

  3. Yo también me sumo. No a lavar trastes, obvio. (Aunque ya debo, tengo un cerro en el lavadero que va para una semana). Bueno, la onda es que me sumo a la opinión general, no lo nieguen, todos opinan lo mismo, no, no que Wenders sea muy bueno, eso también es obvio, eso no. Me sumo a la opinión de que este bloggero, les digo que no lo nieguen, si está loco. Me cae. 😉

  4. Te extraño silencio.

    Eso de lavar trastes me gusta porque el agua es fresca y puedes pensar eso que quieras mientras el agua corre fría y te lava de malas energías… Sí , sí, quiero lavar los trastes. Mueran las lavadoras automáticas.

  5. El silencio habla…
    Sólo he visto dos peliculas de Win Wenders, y debo admitir que me gustaron mucho…Far away so close y “las alas del deseo”…

    Chico, creo que cancelaron la escala en el DF y me llevan directo a mi destino, pronto escribiré los detalles…
    😉

  6. NOOOOOOOO, Amanda, NOOOOO, tienes que pasar por aquí, bueno ni modo. Así es esto…

    Oh Raquel gracias, gracias, si eso del agua es bueno, pero a veces me vuelve loco mientras quita todo lo sucio, pero siempre es bueno hasta que me topo una aspa de la licuadora.

    Saludos…

  7. Anónimo, O Daniel que es lo mesmo, pues por eso llevo mi remo pa cuando de vea… que dudo sea en estos días, que dicen las Zacatecas?

    Ah Hamlet, pues muy mal, nada para sobrellevar la depresión del domingo que una buena película. O del sabado, o la del lunes o la que sea.

    Ja ja Tristan, cuando me veas llegar el jueves con mi remo, me reconoceras, ya verás… que no estoy loco…

    Raquel, Saludos nuevamente a menos que mi jefe olvide que he llegado un día a la semana temprano y que soy buen elemento y me deje salir, nos vemos por el cerro del agua, bueno si no, pues por acá.

    Amanda, demonios yo que quería invitarte una copa aunque hayas dejado de tomar.

    El abuelo se compro un disco de Jefferson Airplane y ha estado escuchando a los Velvet y Ziggi Stardust. Eduardo juega fatal frame y yo preparo la cena, algo de té para los tres.

  8. Pues aunque procure escapar a los trances que generan los preámbulos a la lavatoria de trastos, sólo queda en eso: procuro… y luego, el trance inicia: la película (en la que pueden mezclarze Wenders, Lynch y Cronenberg) me pega de lleno. Soy el personaje dual, es decir, verdugo y víctima, y el desvanecimiento es siempre mi entorno, nunca yo, a lo que se suma un solo grito cuyo fin se percibe en el embudo que da lugar a un agujero de gusano, un hoyo tan negro que ni los alucines más eróticos imaginan. Y grito ¡¡¡Ca………..

  9. Yo a la lavada de trastes no me sumo. Que te lo diga Tristán, todavía no aprendo. Lo de los límites lo entiendo, pero para eso están los vuelos interiores, ahí encuentras abismos insondables. Vivir dentro de un cuadro, ahí metí a la niña de Entrecaracoles. Como estamos en sintonía voy a subir ese post. Ah y otra cosa ¿puedo poner una liga a tu blog? Nos seguimos leyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s