Pequeña vida melancólica

Para el bro….

-¿Sabes?… Cuando uno está verdaderamente triste son agradables las puestas de sol.

-¿Estabas, pues, verdaderamente triste el dia de las cuarenta y tres veces?

El principito no respondió.

Anuncios

10 comentarios en “Pequeña vida melancólica

  1. Yo me dejo llevar mientras me jala del brazo, mientras veo el atardecer, hay cosas que nunca se olvidan. Siempre espero morir al noveno día y nunca llega.
    Saludos Silencio¡¡¡¡¡¡¡¡
    ^_^

  2. cada quien se pone cuantas veces tenga que hacerlo (pedir perdón nunca será fácil, retirarse, siempre)

    prestame una sillita pa sentarme a ver como te pones (prefiero eso a ver como los demás me ven desde sus sillitas personales…)

  3. Yo estoy de acuerdo contigo Silencio. Es cierto que la puesta del sol me hace consciente de mi pequeñez, pero también me regala la certeza de que el peso del mundo no está sobre mis hombros, finalmente yo no le ordeno que se ponga, ni lo hice. Cuando estoy contenta, también me gustan las puestas de sol, porque antes de que se oculte, me parece que puedo jugar con él, a la pelota. Así de chiquito lo veo entonces.

  4. Don Tristán, bueno que puedo decir, he sido destinado a observar, la próxima vez será menos escandaloso, pero me gustó, chale cuando camino en las tardes cuando el trabajo me permite ver el sol. Chale, pensaré de ahora en adelante que el Principito está triste, y yo melancólico…

    Ismael, no se, tal vez no, tal vez en ese momento te das cuenta que no es tan grave todo, tan pesado, chale, así es esto yo por eso ya no pienso en el suicido … tan seguido … en las tardes. Aunque un atardecer de domingo puede ser insufrible.

    Deje que el atardecer lo lleve Vodka-m ax, el viaje duraría para siempre, persiguiendo el atardecer, corriendo antes de que el sol se convierta solo en refracción, que siga siendo una tangente… demonios tal vez pueda crear un lente magnetico que me deje un instante eterno de atardecer en mi ventana. Nunca llega el noveno día como nunca llega el mañana y el futuro muere en el hoy para descansar como pasado… demonios, relatividad…

    Tio Nasty, me retiro porque el miedo a tener nauseas al atardecer sin alguien me mataría, hay que huir a tiempo para que no se degrade, deberíamos aprender a, al menos una vez, dejar todo de lado en el mejor momento. Si me ves en mi silla, tal vez no pueda llorar, dije que no lloraría y lloré al atardecer, dije no lloraría y lloré al amanecer y al anochecer y …. Me uno a las sillas para ser espectador de la melancolía de alguien más, pero eso me llevaría a más melancolía… demonios… le debo un disco hablando de llorar.

    Lety, eso es bueno dominar el atardecer y su melancolía, no, más bien su tristeza, lei un cuento muy chido, una respuesta a mis ideas sobre Dios y como el hombre fué parte de Dios, te lo envío y cualquier duda me dices, ya que es ciencia ficción, pero el final es chidisimo. Un abrazo

  5. con usted son dos ya las personas que hablan en estos días del principito a un servidor , si , evidentemente hay algo con las puestas de sol , ya sabe : jala una silla sientate a un lado aquí . El infortuno es ser hombre de amaneceres , ya sabe , largo camino hasta él ….

  6. Esperaré con ansias ese cuento amigo. ¡Por favor no te olvides, que soy como las niñas, quieren abrir luego luego el regalo. Mientras te dejo muchos abrazos a cambio.–>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s