Desolación

Este bosque es todo lo que queda, esta lluvia a terminado de matar lo poco que me quedaba, explotaron las nucleoléctricas. Leia a Asimov, decia que el humano terminaría con la energía de cada sol, pero no, el humano se quedó en la tierra y llenó varios lugares de nucleoeléctricas, usando agua contaminada, dejandola finalmente como creadora de mounstruos, mutantes, de corta vida, no son humanos, no son vegetales, son hijos del agua radiada y sucia, basta tocarla para morir o convertirte en un creador de niños que no terminan de nacer, empiezan a morir.

Explotaron, permitieron que la fisión se saliera de las paredes, ahora ha quemado el agua, sucia, indolente, pero no crearon vapor, fué algo más, los residuos inorganicos, los plásticos y el calor han permitido quimicos mortales, la caida de una lluvia mortifera, cada animal muere, nada sobrevive, el viento la lleva, algunos hemos alcanzado a huir, pero creo que no por más tiempo. No hay alimento, no hay agua, no hay más vida, tal vez algunos organismos sobrevivan, pero he visto que ni las cucarachas lo hacen, es la muerte encarnada, supongo que después de tanta intangibilidad y tanto desperdició, la muerte tomo forma y se lleva todo de una buena vez.

Ahora llego a un último recinto, una casa de piedra de siglos anteriores, entro y descanso, el silencio se acerca, el agua envenenada va matando el canto de los pajaros, cada vez son menos, al tocar el suelo se evaporará, terminando todo, terminandome a mí.

Me acerco a la ventana, el último rayo del sol, se podría colar, pero el sol se hunde, el último rayo de sol dentro de esta vieja construcción, ya fué, solo me queda ver un atisbo de luz solar. La risa de las Valkirias es lo único que viene a mi cabeza cuando siento un ardor en la nariz, y respondo con un chorro de sangre.

El atardecer, el ocaso, la muerte.

Anuncios

15 comentarios en “Desolación

  1. Junto hongos. Hongos que crecen en árboles de gigantes. Hongos de humos. Hongos sin sabores. Hongos con ganas de perdones. Hongos que se llevan risas que estaban desperdigadas. No como hongos cuando pasaron su fecha de vencimiento. Dejarlos morir, dejar los hongos calmos en el ropero. Con sus bombas y sus aviones de b52.

  2. Dicen que el peor enemigo del ser humano, es el mismo. Por consecuencia, el ser humano y no el perro es también su mejor amigo. Nadie nos conoce más que nosotros mismos, excepto Dios, igualmente, solo nosotros sabemos como descontaminarnos, como hacer brillar el sol nuevamente y devolverle a nuestra propia naturaleza un bosque lleno de vida. Saludos. Un abrazo.

  3. hola, pasè para desearte una agradable semana….no vi el aburrido y ultra-comercializado pambol; preferì ver la final del us open que ganò Federer y vi un rato el fut americano…..saludos

  4. La desolacion no mata, ya lo demas sera lo que será. Esta claro que la desolacion tiene que trabajar en el marco de nuestras propias leyes fisicas, emocionales y demas. A veces creo que tiene propiedades insospechadas.
    Saludos¡¡¡¡¡¡¡ 😉

  5. Y yo correspondo con un chorro de fácil miel, al cual las moscas vueltas aguijones de mujeres ebrias de fosforescencia (¿radioactividad?) se me prenden y me llevan a… sí, lo sabía desde antes, a una casa de piedra de siglos anteriores. No pude evitarlo. Ahora comprendo que las moscas todo lo vean inmóvil.

  6. Ahi viene el amanecer, es posible, con el vapor del agua radiada, llega una nueva clase de hongos, mutantes, crecen de tamaños gigantes, devorando arboles que les han permitido ser. Son visibles a lo lejos, los aviones se van y se encierran en el ropero, los hongos no los necesitan.

    Vuelvo a la vida, si es traumático, pero más es él porque decido dejarla, me asfixia y eso me hace morir, para asfixiarme de nuevo al regresar a ella.

    El fondo tiene un esqueleto, no queda nada de esa rolliza punk que me perseguía por un barco, para devorarme y agregarme a sus rollizos huesos…

    Entonces me encuentro conmigo, he evadido esqueletos, hongos y la asfixia, ahora me encuentro a Eduardo, imagen y semejanza, excepto por el morbido fanatismo a los martires, pues el en sí es el martir, él que me enfrenta y me enseña la salida y si lo conozco tan bien, se que es una trampa…

    El último habitante del planeta, lo que será de mi, lo que será de él. Pues ser el último habitante del planeta implica que mueran todos y cada uno de los otros, no puedo safar, pues alguien debe cargar con las responsabilidad de ser el último habitante del planeta… como dice la canción de Mastreta…

    La desolación trae aburrimiento. El cual como pariente del ocio, trae todo tipo de vicios, como el engaño de creer que no existen leyes físicas que todo es parte de un plan maestro y que no hay control, se que lo hay así que duermo en lo que la desolación se termina y despierto en un nuevo intento.

    Me han enviado libros y relatos y un decreto en el que se proclama un derecho, que guardo en secreto y aplico, cuando lo leo, reniego de mi condición de hombre gris, devorador de tiempo…

    Ahora son moscardones, destrozando todo a su paso, llevando a todos a lugares donde la miel brillante se mueve por la venas de las guardianes, vigilan que inicies el brillo, y seas como ellas, animado solo por la miel, un zombie de la nueva época, eterno, brillante, petrificado…

    Bueno, heme de regreso unos minutos, dificl pero aqui ando, esperando este fin de semana de tres días… aunque me han dicho que tengo que trabajar… demonios….

  7. Nueve colosos de niebla, guardan mi pueblo.
    Es sagrado.
    En sus aguas vienen a bañarse las almas,
    para olvidar.

    Cada vez que muero entro al río.

    (por supuesto que estás invitado a mi pueblo, digo, si te interesa olvidar)

  8. solía asfixiar a alguien, no tienes que ser el último hombre sobre la tierra, solo alejarte de quien te asfixia, eso hizo mi amigo, eso hice yo. Te leo y comprendo ahora porque es lo mejor, el solía decirme eso “me asfixias”, y pues para que reducir el espacio de una persona cuando lo que se quiere es regalarle un maravilloso mundo infinito aún después de cerrar los ojos. Que raro, queria dejarte un consejo y saco consejo para mí, no podría ser más egoista, aunque decida no arrebatarle más oxigeno. Cuidate. Cuidate mucho.

  9. Quihúbole… Qué azotadez están agarrando aquí… Pero bueno, yo pasaba para saludar aunque sea por aquí, ya que usted ha andado desaparecido casi un mes. Nos encontramos a Poncho y me contó algo que podría explicar lo de la azotadez, pero no entiendo, desde el principio de esa historia, no entiendo. Hoy es casi seguro que nos paramos en lo del Foro, pasan la de Poseídos, y algunos dicen que es como de suspenso-terror. ¿Nos vemos ahí? Y no, nada de casorio… tú sabes hasta mejor que yo lo que significa tener unas vecinas-vigilantes de la comunidad. Re mal vibrosas, además.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s