La Lesencia ada I y II

La que pudo ser mi celda en Lecumberri – Tepotzotlan 2002 GEMS

Como hoy ví una película de Francois Ozon y en el puritito estilo que hizo famosas a Memento e Irreversible, ahi les va mi historia no lineal de como la ley me hizo llorar como lo hizo la Valkiria (Cuando se fué a Europa en el 2001, no cuando me botó en marzo).

Dios que absurdo es el final de la Virgen de la Lujuria, y que horribles los usos del Zoom, pero que bonita película en todo el estilo de Wong Kar Wai, aunque la luz verde no fué muy discreta todo lo demás me latió, CLARO QUE POR DIOS MIERDA CON LOS LUCHADORES EN EL CINE MEXICANO, me fastidia… al grado de que cancelo la sesión de fotos en las luchas.

A ver fans, ¿en que día muere la Hermana Rosa de la película de Almodovar Todo sobre mi madre?… El 14 de Junio de 1998.

I

Cierra la puerta y le digo, cierra con llave que tengo miedo, cierra con llave y me dejo caer en el sillón favorito de su padre, no puedo dejar de llorar mientras la familia entera de la Valkiria me mira extrañado, me preparan algo caliente y me dejan pasar la noche ahí. Llamo a mis padres y les aviso que no puedo ir a casa y que al día siguiente les diré que sucedió. Duermo y antes de cualquier pesadilla, pienso que algún día armaré una revuelta en algún pueblo polvoriento y hare que la turba linchadora queme policias vivos.

II

En los separos, miro la ventana, van varias horas desde que se metió el sol, no hay nadie y temo cada segundo que llegue la Lesencia ada y me quiera devorar como Lilith pare demonios, pero alrevés. Llega La Valkiria y me dice que de nuevo tengo que salir, viene el 4to interrogatorio de la Policia Juducial. El más simpático de los judiciales me vuelve a interrogar, le tengo más confianza pues como que andamos por la misma edad, le digo que estoy harto que si quiere voy a ver con ellos, que estoy cansado y hasta la madre de tanto interrogatorio, ok, dice, pero antes debemos repasar la historia y por favor si esto es falso es tu última oportunidad, tenemos ahi abajo a alguien como tú que fingió el asalto y se va al reclusorio mañana, me sentía en un película de David Lynch, solo me daba miedo que del tunel del amor de la Lesenciada saliera una cabeza de feto de caballo y patas de araña, como en Cabeza Borradora, ok repasamos, me vuelve a mencionar el extraño acontecimiento de traer mi quicena en la cartera y que no me hayan quitado, ok, pues mire que si quiero mentir, guardo la cartera y digo que me la han quitado también, tuve tiempo de ir a casa por algo de comer, así que porque no hacerlo, si pero es muy común que la gente le de el teléfono a las putas de Viaducto, bueno yo no necesito putas, aquí yo sería la puta, se me ocurre pensando que una chica Almodovar diria eso, pero entonces tendría el problema de explicarle que no soy puta que era un decir, y entonces me preguntaría si soy travestí y tendría que contestarle que travesti su abuela, como sea, me enojo y le digo que sí, que es cierto lo que he dicho y que si mañana tengo que ir, pues voy, y que me vale y que estoy harto y que puedo comprarme los telefonos que quiera. Pense que estaría en Lecumberri a la mañana siguiente, pero no, firmo, recibo una nueva amenaza de la Lesencia ada y veo de reojo la foto de sus hijos nuevamente, quisiera reir pero estoy demasiado agotado, La Valkiria harta me dice que tomemos un taxí, pues estamos en la obrera y salimos con más pinche miedo del que alguna vez hemos tenido y nos vamos a su casa.

III

Segundo interrogatorio, demonios, me empiezo a poner de mal humor, no es solo el hecho de estar encerrado por horas, es la amedrentación, siempre he tenido poco respeto a la autoridad y ahora se porque, ahora no solo la desprecio y le temo, odio a toda esta pinche sociedad tercermundista que se autorroba los teléfonos porque no quiere pagar la renta, mierda me repito, pinche judicial gordo, como de película dice, es la segunda o millonesima vez que me dice que me voy pal bote, sin llamada telefónica, que esperar en los separos solo significa que nada más me cierran la puerta y caput. Adios por corrupto, mierda, me fastidia y
tengo hambre.

De nuevo a los separos, o preseparos o pinchurrienta sala de espera, demonios, a esperar y ni siquiera me traje un libro. Ahi va la Lesencia ada, moviendo su terrible cabúz enfundado en pans grises gastados, mierda es domingo, no una pijamada, claro en que otra cosa cabe la cabrona, malas palabras es lo único que pasa por mi cabeza, miles y miles de malas palabras y maldiciones, demonios que esta vez no he sido testigo de una de mis maldiciones, que dicho sea de paso siempre funcionan.

Veo las paredes e imagino el drama, me voy al bote porque estos cretinos creen que me autorobé.

Viene el tercer interrogatorio, otro cretino, son tan pendejos que tienen que escuchar la historia tres polis seguidos o es solo que no tienen nada que hacer, vamos es estar aquí platicandoles o que estén ellos afuera dando vueltas, pasando los altos, amdrentando comerciantes, apañando lo apañable.

Cansado me regresan a los separos, durante todo este tiempo solo veo a la Valkiria a la que tratan de convencer de que no tiene que irse al bote conmigo, que me denuncie y saldrá libre mientras me refunden en una fea, sucia y triste celda por cuatro sin derecho a fianza, eso me lo han repetido hasta el cansancio, cuatro años sin derecho a fianza, porque puedes matar a alguien y podrías tener 3 con derecho a fianza pero no a nuestro estimado sistema judicial, que en realidad es solo un módulo de un sistema económico que no perdona.

Llega la Valkiria, te llaman, y me aprieta el hombro, mierda, que sería de mi vida sin la Valkiria, años después lo sabría.

IV

Estoy en estado de shock, como puede ser esta mujer una bestia completa, me empieza a poner nervioso la situación, primero tengo que averiguar quien me levantó el reporte y regresar con ella, que porque me van a interrogar, ¿como?, no tengo celular por cierto, tengo que conseguir tarjeta telefónica, después de recorrer la obrera en busca de una, la hallamos, hablo a mi compañía telefónica preferida, y me dicen que no saben quien lo levantó, y aunque no lo creo, la simpática señorita que me contesta me dice que use su nombre para que no haya bronca, así que no todo se ve tan mal.

Regreso y la Lecensiada no está, que la esperemos, después de una hora entra, apesta más que antes, seguro se fué a dormir, me toma la declaración, me pide que lo piense bien y que recuerde todo de la forma más clara, claro me digo como yo no tuve que estar una hora sentado en lo que ella se fué a comer no hay pex, le digo y aunque lo dudo, le explico lo de la cartera, así que ella me mira y cual mi maestra de historia, que sarcásticamente se burlaba de nosotros, me dice, adio adio no te quitaron la cartera, y como cuanto traes, tanto le digo, mira que estas en un problema, seamos claros le diste tu teléfono a una de las muchachas de viaducto verdad, lo dejaste en un hotel, a ver dime, por mentiras como estas, la gente se toma 4 años en el reclusorio. ¿Que?, ahora soy yo el criminal, y bueno después doy los detalles, y me pregunta como es el tipo, miro la foto de quien probablemente es su hijo, y a punto de soltar un risa, le digo que no me acuerdo bien, que eran feos y desagradables como el de la foto, no, no digo, pero estoy a punto de reventar, después empieza con un rollo que será común en todo lo que me queda de tarde, que me voy al bote, sin derecho a fianza. Repasamos la historia y según ella es incosistente.

Me grita me regaña y me llama criminal de formas demasiado sutiles, lo que me hace pensar que esta ruca en el fondo sabe de lo que habla, no es solo una funcionaria pública que se autonombra la lesencia ada y que nadie ha de saber su nombre real, vamos y no es nada contra que sea un mounstro con hijos moustruosos sino que quien va a trabajar en pants a un lugar público, nel eso no se hace, una vez más me pregunta por las armas, y le digo que no me acuerdo, me preocupaba más La Valkiria y los años que le quedan que ver si hay armas, digo si voy solo hasta les digo que me hagan algo, solo para el record, pero en ese momento le digo que lo único que me importaba era que se fueran, les dimos los teléfonos y voilá, nos zafamos y nos fuimos al metro tan rápido como pudimos, cancelamos los teléfonos y el resto, pero ella decir que era momento de enfrentar al poder Judicial ( me imaginaba un jugo llamado, PODER JUDICIAL, con 8 vitaminas y hierro). Nos van a entrevistar o interrogar, como sea, por separado.

Llego el primer judicial, buena onda, me decía lo mismo que la Lesencia ada y me decia que era porque mucha gente no quería pagar sus teléfonos entonces fingian que lo perdian para darlo de alta después por tarjeta y que por eso se hacia, muy relajado aunque también le pareció raro que no me quitaran la tarjeta, y le dije que en verdad si iga a mentir podría hacer algo más elaborado, o al menos, omitir esa parte para evitar estas sospechas, le explique mejor y todo, no era tan mala persona.

IV

Llegamos a la delegación y nos mandan con una señora gorda y fea que viste de pants y come con la boca abierta, LESENCIA ADA le dicen, ahi vamos

Anuncios

15 comentarios en “La Lesencia ada I y II

  1. Thats correcto Miss… Tengo que desaparecer, por eso dejaré bien avanzada la anecdota de la lecenciada, el de abajo, bueno es un homenaje a alguien que se nos peló mientras bailaba quebraditas… chale, si existe…

    Un Doble abrazo, como los del desaparecido aguevo….

  2. “Demonios, no saldré de la cama, no, puedo escribir solamente, por la mañana me avisa un amigo de alguien que se murio, demonios, es la segunda vez que alguien con el mismo nombre se suicida, las coincidencias, mierda no las creo, pero esto es, igual, el otro se ha dado un tiro, este se corta las arterias, yo tomo y bailo y él se muere.

    Otro de los suicidas no fallidos, de los que cumplen, como hombrecito, me burlo de mi cicatriz en la muñeca sin saber que lleva la misma abierta en ese momento.

    No pienso ir al funeral, no pienso hablar, no ¿para que?.

    Sopongo esta muerto, bien muerto y su cara pálida me verá y abrirá los ojos y me dira con un alegre sonrisa, ves, tu no estás mal, aun puedes clavarte de algo, yo no y mira que el infierno existe y voy para allá.

    Que tu condenación sea solo desaparecer.

    Y creo que borraré tu correo y tu entrada en mi agenda.

    mierda…”

    Quien se murio ahora?

  3. Un güey se cortó las venas el sabado, chaaale, mejor me fuí a ver una de Ripstein e Ichi The Killer que ir a ver si de verdad se e acabó la sangre, chaaale el jueves me amenazó que no pasaba del fin de semana, pero como simpre digo lo mismo, le dije que me estaba plagiando mis comentarios de fin de semana, cchaaaale.

  4. Ay Silencio, me introduces en ese mundo tuyo de sangre y suicidios y prefiero seguir con la historia de la lecenciada, pero no. Me armo de valor y sigo aquí, con lo que tú quieras contarme. Eso sí pórtate bien y sonríe de vez en cuando, ya sabes cuánto te queremos.

  5. Lety, bueno D. es otra historia, digna del Tonel y no la seguiré aquí, ha sido una especie de escribir para no pensar tarugadas por lo que he puesto lo de abajo, que .: KãgŧÄwa :. descubre arriba. No fuí al funeral y ni pex, bueno de todos modos falta para terminar la anecdota de la Lesencia ada.

  6. ¿De veras, Silencio? ¿Neta el sábado?
    Saliendo del antro, un cuate me pide un peso y luego me pregunta, con una cara de tristeza infinita: ¿Verdad seño que estoy bien feo?
    :S
    Abrazos, pues, con ñáñaras en las venas.

  7. Por supuesto le dijiste que si, !!que estaba bien feo¡¡.

    Si, el domingo en media cruda me hablaron para decirme que lo habían encontrado desangrado y con una risa macabra, al parecer no se la pasó tan mal, y me dije, nel no voy a ir.

  8. Ya vine a continuar con la historia de la lecenci ada, pero también te leí en casa de Andreas y me preocupé, por favor Silencio, se bueno y toma lo que tengas que tomar, mira que me importas de a de veras, regreso lueguito a preguntar si ya lo hiciste.

  9. No, no le dije que estaba feo. Le dije que tenía un alma hermosa. Ya luego me dí cuenta de que no había sido amable. Pa’qué me hace esas preguntas a las cuatro de la mañana.

    Y si… así son los MP. Cuando me tocó andar en esas tenían un muertito, y yo creo que por eso no me dieron lata. Seguro estaban preguntándole por qué lo mataron y no le robaron la cartera.

    XD

  10. silencio, me llamo María de los Desposorios, si, puedes reírte pero así me pusieron mis padres. Me encanta tu blog, mi correo es: desposamemaria@gmail.com no tengo blog, ni página pero me gusta leer lo que ustedes escriben y tu eres muy chido para ésto, me gustaría enviarte un poema que no es mío y me envió un amigo porque dice que debo aprender de él y llevarlo a cabo, es de una poeta mexicana llamada Lina Zerón, bueno pues te lo pego.

    APOGEO

    Destruyamos los tabúes, etiquetas y modas.
    Que desaparezcan los motivos del lobo
    por comerse a caperucita antes de entrar al bosque.

    Echemos a la basura los corsés que ocultan el vientre,
    Brasieres de varilla y doble relleno
    para levantar las uvas ya caídas.
    Las pantys reforzadas que disimulan la piel de naranja,
    Pantaletas violadoras de hilo dental.
    Las incómodas y desechables pijamas sexis.

    Destruyamos todo aquello que oculte, deforme o engañe.
    No tratemos más de ser muñequitas de vitrina fina
    Al diablo con las estilizadas piernas de la Barby
    con el busto de montañas de cera de Lorena Herrera,
    o las pestañas postizas de actrices de telenovela,
    las cremas antiarrugas,
    anticelulitis,
    antienvejecimiento
    antivida.

    Al carajo con todo tipo de joyas que nos aten
    sobre todo anillos de compromiso,
    relicarios con fotos añejas,
    medallones con iniciales de nombres propios.

    Muera todo aquello que signifique propiedad de otro,
    las ideas conservadoras y moralistas de las abuelas,
    la inseguridad de estar solas,
    el miedo a ser nosotras mismas.

    de Lina Zerón, no sé de qué libro o de donde.
    María de los Desposorios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s