Es que uno se va gastando como si un birbiquin le fuera entrando por la sienes, y por la garganta y por las articulaciones y por las ideas y por la vida

el cepillo hace viruta de la piel

el formón entra directo por la aorta rompiendo triscúspides

y la sangre es pasta con el aserrin

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s