El electrón gordo y mi mal karma

Como todo niño, sentí algo de curiosidad por las cosas que se conectan, mis padres eran del tipo que trataban de reparar las cosas, abrir la plancha, la licuadora, mi madre era buena, antes de que todo fuera tan desechable podías cambiar una clavija o abrir y reparar el cable con un poco de cinta de aislar y cerrar.

Del pequeño aparato de radio, y sin hacer caso a las impedancias, hice extensiones hacia el baño, por qué? porque me gustaba escuchar música mientras me bañaba. Así escuchaba a Fernanda Tapía en aquellos tiempos cuando era locutora en 590 en AM.

Lo que siguió fue abrir el radio, la TV, estudiar electrónica en la secundaria, electricidad en la vocacional, electrónica de nuevo en la escuela superior, como sea, siempre he tenido poca paciencia, o rompo un capacitor, o uso mal la soldadura y hago un batidero, o quemo un amplificador supermamón usando bafles con impedancias incorrectas conectandolos en serie.

Y así me la llevo, el primer reproductor de CD lo quemé, la primera computadora la arruiné al abrirla y dejar caer una placa metálica sobre la tarjeta madre, y así, como a la Concejala Antropófaga no la dejaban ya tocar los bultos, nadie de mi familia me dejó tocar sus máquinas, ni nada.

Pero, ¿que es el electrón gordo?

El electrón gordo es el responsable de que las cosas fallen y dejen  de fallar al conectar y desconectar o desmontar algo, pasa, abres la máquina, sacas la PCI de sonido, la RAM el CPU y cuando lo regresas funciona, el hipotético electrón gordo puede pasar y todo funciona normalmente, el electrón gordo debe venir en alguna de las leyes de Murphy, el electrón gordo además puede ser causa de todo un movimiento de gente y es también causa de un desmadre mayor, sí, es posible que solo haya que desconectar y conectar, pero en el camino siempre me llevo algo, un pequeño cable que conecta y es una especie de trampilla para que al abrir un aparato quede inservible y seamos un eslabón más de la obsolecencia programada.

Sin embargo no todo siempre sale mal y las cosas funcionan correctamente por años, sin que la falla se presente, esto nos permite determinar cuando es un fallo o cuando es un electrón gordo, el electrón gordo sucede una sola vez y rara vez se presenta de nuevo. Entonces puedes quedar como un heroe, la cosa fea es, esperar el electrón gordo y ver que no era así que existe un fallo y hay que cambiar una tarjeta madre.

Y buscando en google, resulta que sí existe el electrón gordo, es el muon.

Anuncios

2 comentarios en “El electrón gordo y mi mal karma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s