1985 – Augusto Vallejo

Augusto recuerda en un par de segundos entrar al centro, como si pasando metro fray servando empezara otro lugar, el atisbo era la delegación con una fila de daba dos vueltas para ver cadaveres en la morgue, el clave 14 que escuchó y entendió era el aroma a descomposición, los pisos más altos de edificios estaban derrumbados, notó el boquete que nunca recordó que era originalmente, tal vez una salida de ambulancias, que ahora funcionaba para la salida clandestina de cadaveres, el ejercito tenía orden de agarrar a todo el que se encontraba y llevarlo a la fosa común, así que en hospitales y lugares con muchos muertos se peleaban por evitar que los cadaveres fueran enterrados sin algún intento de identificación. Nunca le quedó claro el porque, si era para evitar epidemias o bien para no pagar indemnizaciones.

Al asomarse un culatazo lo dejó inconsciente.

Despertó por el aroma a muerto, estaba rodeado de cadaveres, lo sabía por la textura que sentía alrededor, había fluidos que le habían humedecido la camisa, apenas podía respirar, estaba oscuro pero aun podía ver las estrellas, algo sonó, motores, se acercaba un auto, un camión. La lucidez llegó pronto, andaba viendo algo que no debía, la salida clandestina de cadaveres, ahora sería un cadaver más sin identificar.

Un torrente de cadaveres le tapó la vista, la cara destrozada de un joven se pegó a la suya, no pudo gritar, eran muchos y no podía respirar, vomitó, terminó de ahogarse en su propio vómito.

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “1985 – Augusto Vallejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s