Las tumbas sin nombre

En ocasiones como esta, que salgo a caminar en panteones me pregunto, si por accidente nadie recordara que quiero ser donado a la ciencia o al arte o cremado, terminaría en una de estas tumbas. Que después de años se han deslavado y borrado, a las que nadie visita.

No importa, porque los muertos están muertos y no piensan nada, pero se que será agradable que alguien se robe una flor de otra tumba adornada barrocamente y la deje en la tumba que ya no tiene nombre ni seña de quien la habita.


La foto es de Guillermo Eduardo M.

Anuncios