I

Al borde del sol, del abismo, de la radiación, del invierno.

Al borde del no estás más.

Solsticio.

Al borde de las ondas sonoras de la música de tu recuerdo.

       la forma y el fondo.

Al borde del ultravioleta, del infrarrojo, del blanco.

Escribo poemitas, de misería y lugares comunes -la disculpa ante mi falta de gracia-

Porque no había nada que hacer por retenerte.

Más bien por asirme, porque miraba al abismo, mientras soltabas poco a poco

Tus delgados dedos

Miraste al abismo y me miraste.

El otoño y sus hojas que caen, sobre tu cabeza. El otoño que sólo olvida el verano y espera algo del invierno.

La noche más larga de la última vida, 

al borde del invierno-infierno.

Anuncios