De infiernos

Pasar mis dedos de abismo por tus muslos
tus rodillas, tus delgados tobillos.

Tocar con los dedos de mercurio y nebulosas
tu cabello negro de galaxias congeladas.

Ser parte de un fuego sin fotones,
De la masa infinita, con volumen cero
La longitud de onda que tiende a cero.

El impulso, el terror, el dolor.

Phobos y Deimos giran alrededor de mi cabeza de guerra
De sinsentidos.

Pasar mis manos de tibio infierno
por tu espalda de desierto polar
enredar los pasos
en el bosque de tu pecho.

Mirar tu cuello
descifrar lo que generan todas esas composiciones
químicas en tu cerebro

Arder como silencios en espera de la perturbación

Decir que la forma tiene sentido
que esto tiene sentido
que al cerrar los ojos

— Desde Mi iPad

Anuncios