Anomalías cardiacas. Dedicado a JE.

Después de dar una vuelta en la alberca, sintió un tirón en el pectoral menor, llevaba ya dos kilometros sin detenerse, tratando de no pensar en todo lo que había pasado. Se conocieron por medio de redes sociales, como todos en esta época, se mintieron dando la mejor versión de si mismos, creando una expectativas más allá de cualquier humanidad, por supuesto al conocerse en persona, poco a poco fueron desarrollando una afección y un rechazo a las características humanas que se omiten en la ficciones de textos en un chat.

Así que podriamos pensar que desarrollaron una relación afectiva bastante fuerte, en varios aspectos, conforme se, usaremos el termino, querían más, se despreciaban más.

Eventualmente la ruptura llegó, noches sin dormir, ansiolíticos, antidepresivos, alcohol y daño mental, pesadillas, recuerdos aleatorios, intentos fracasados por acercarse de nuevo y nada, así que se metió a nadar.

Había pasado un año de la ruptura y precisamente en el aniversario de la última noche que pasaron juntos, los recuerdos llegaron, así que evitó detenerse, entre más nadaba, más fuerte era el dolor, más terribles los recuerdos. Nadó hasta el fondo de la alberca y grito. Cerró los ojos, perdió la consciencia, nunca vió un tunel o alguna luz, sólo sentía un poco de paz, interrumpida por una imagen del amor de su vida mirándolo y sonriendo mientras dormía. Algo lo resucito, tal vez enojo.

El diagnóstico fue infarto, cuando hicieron pruebas y estudios, detectaron una anormalidad en el corazón, cardiomegalia y debido a lo mismo, existía una desviación en la posición, el corazón se encotraba más al centro del pecho y con el ápice hacia arriba, el tejido estaba bastante dañado, asi que era necesario cambiarlo.

(Aquí es necesario que aplique un poco de ficción es su credulidad ya que nos saltaremos el proceso de donación de órganos y la larga fila de gente que espera un corazón)

En ese momento llegaba a urgencias el amor de su vida, se había estrellado y salido del auto estrellando la cabeza en el parabrisas, muerte cerebral, aunque podriamos decir que su cerebro estaba muerto desde tiempo anterior.

Preguntaron si no tenía inconveniente en que le operaran ese mismo día, ya que tenían a un posible donador. Pensó, no tengo nada que hacer, de todos modos no puedoi ir a nadar, ni tomar demasiado, un poco de anestesia me vendrá bien para no pensar en aquel tarado, aceptó, avisó a sus amigos, a sus padres, y programaron la cirugía.

Desconectaron al amor de su vida, tenía un corazón sano, que casualmente sería muy compatible con el órganismo de nuestro heroe.

Quedó un enorme ciémpies de carne en cicatrización sobre su pecho, podía respirar mejor, ya que era un corazón más pequeño y a partir de ese día pudo dormir bien, regresó a nadar sin problema, se tatuó un enorme ciémpies y su recuperación fue rápida.

No volvió a pensar en el amor de su vida.

Nunca supo que era su corazón el que tenía ahora en su pecho y que él había muerto, que nadie reclamó su cuerpo y que está en una de las fosas comunes que están al fondo del panteón Dolores, que por cierto, se ha ido acumulando basura encima de la fosa. ( El escritor lo siente mucho por los otros muertos desconocidos bajo una pila de ataudes viejos, y flores podridas.

Su psiquiatra lo dió de alta, no fueron necesarios más medicamentos.

Así, si hubieran hecho más estudios, habrían descubierto que la anomalía cardiaca estaba afectando la química cerebral de nuestro heroe, lo hizo creer que se había enamorado, causaba generación absurda y desmedida de endorfinas cuando estaba con el amor de su vida, causó más desajustes cuando empezó a tener arritmias por ansiedad, era como un círculo vicioso, arritmias, endorfinas, depresión química, más inconsistentes patrones cardiacos, recuerdos mezclados y potencializados.

Por lo absurdas que eran las cantidades de químicos y señales cerebrales, Guillermo podría haber sido estudiado, podrian haberse descubierto posibilidades para detener mediante medicamentos eso que la gente cree que es amor y que sólo es un mal funcionamiento de la dupla músculo cardiaco, cerebro.

PD. Guillermo nunca volvió a enamorarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s