Segundo soliloquio sobre el tiempo: Esperar el tiempo necesario. 

Esperar el tiempo necesario hasta obtener lo que se quiere. 

Es posible, vamos, uno puede seguir su vida y esperar el momento adecuado de obtener lo que busca. Así, consideró que varias veces me ha funcionado.

Es bien conocido que alguna vez esperé diez años hasta que pude conseguir cerrar una relación, un día nos besamos como fieras, duró poco pero valió la espera. 

Ahora parece que el tiempo, y el desgano claro, me hacen ya no esperar nada. Se tiene o no se siente, una de las cosas que dejé de esperar este año fue que alguien se enamorara de mí, lo único que gané fue cansarme. El tiempo se acaba y hay tantas cosas que hacer que no es posible.

Entonces pienso en Momo de Ende y en los hombres grises. 

Pero no, simplemente entre más pasa el tiempo, más me doy cuenta que hay tanto que hacer, tanto que ver, y que la posibilidad de esperar el tiempo necesario, tiende a cero. Se es posible a corto plazo o se deja. 

Aunque por otro lado, y justo en este momento, también puedo decir. Vale gorro. Tenemos el tiempo encima así que debo ir a buscarlo, tomar un café, un par de cervezas. Y ver qué pasa. Aunque pase y aunque se acabe. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s