Sobre los pares de calcetines impares.

Tenía cargar más de una maleta, y dejar todo en el gimnasio para tener ese momento de meditación antes de yoga, preguntarme qué voy a hacer, pregunta que lleva más de un mes sin ser contestada y en cada clase ahí estoy, a veces pensando en el amigo que era necesario dejar ir, a unos metros en la misma fila, haciendo lo suyo.

Dejo la ropa y cuando me visto, no está uno de mis calcetines, lo busco sin preocuparme demasiado, y voy a dormir, no en casa, así que debo pensar en el calcetin porque debo ir a ver a un cliente y debo buscarlo. Salgo de la clase de la mañana y saco todas las cosas de todas las maletas, ordeno un poco ante la molestia de la gente que tiene locker a mi lado y debe esperar que yo saque todo y vaya acomodando lo que debe quedarse en el locker, lo que debo llevar al trabajo y lo que debe ir a mano.

Encuentro el calcetín en la bolsa de la chamarra de gimnasio, y me voy a trabajar, con ambos calcetines, calcetines que me gustan tanto aunque ya están flojos pero me gustan.

Salgo y reforma empieza a llenarse de pedazos de hielo que se precipitan blah blah blah, tomo una bicicleta, que tan malo es ir a comer con un amigo y llegar un poco mojado, error, aguacero, granizada y llego totalmente mojado, todo lo dejo en el baño, calcetines, pantalón y camisa, como ensalada, duermo un poco y regreso a casa, con pantalón, camisa y calcetines aun mojados, imposible encontrar un taxi, estoy harto de estar mojado así que espero pacientemente que por fin llegue en algún momento un taxi a recogerme, claro que llevo bien sujetos los calcetines algo me hace pensar que debe perderse uno.

Ya en casa pongo a secar la ropa, saco las cosas de las maletas y eso, he perdido un calcetin, así que me siento y pienso si debo ir a buscarlo o dejar que se pierda.

Y esta necedad.

Así, en medio del frío bajo, reviso las escaleras, aun hay granizo, salgo y donde me dejó el taxi está el calcetín en el suelo, empapado, lo levanto y regreso a casa, lo pongo a remojar en jabón con el otro calcetín.

 

Parece que todo termina ahí, pero me quedo pensando, sobre dejar ir las cosas, sobre dejar que todo termine y no regresar por el calcetin.

Y no sé, quiero ese calcetín, como quiero muchas cosas y he vuelto a buscarlas, otras cosas entiendo que deben dejar irse, pero si puedo regresar y ahi está, en medio de las hojas destrozadas por el granizo, pues lo haré siempre que se pueda.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s