Ficciones tristes de personajes tristes.

Decian que hay que vivir el personaje, o bien que las ficciones tiene mucho de gente que ha sido o ha conocido el escritor mismo. Así uno agarra y necesita construir un personaje, uno de esos héroes oscuros que al final de la ficción emergen del abismo, después de verlo, conocerlo, dormir con él y abandonarlo.

Ese era el problema, el personaje era tan oscuro que ni el pinche abismo lo podía contener, al contrario, causó una singularidad en el abismo, este se cerró para siempre a él y el personaje quedó flotanto en el vacio y la oscuridad.

GuillermoEduardo_CV_20

El personaje se tornaba absurdo a niveles ridículos, había que experimentar con él a través de imagenes, muchas imágenes, cómo debería o no debería ser.

20140916-200554-72354865.jpg

La autorepresentación como la búsqueda de un personaje de ficción, nada, el personaje no avanza, es sol hipermasivo, y nada se puede hacer a su alrededor sin que le torne gris, oscuro, lo convierta en una nube de grafito que eventualmente se desvanece.

Entonces el personaje no necesitaba historia pues no había forma que le interesara la historia, no tenía amor pues no sentía más que una obsesión por poseer algo que eventualmente le aburriría, el personaje se vuelve suicida, pero nunca tiene suficientes razones para hacerlo, todo lo que empuja al suicidio es absurdo, mundano, el héroe ya no tiene motivación, ni pasado.

Porque entonces la historia requiere que vaya olvidando, los momentos, desarrolla un virtusismo para cambiar el recuerdo, poco a poco sus recuerdos se hacen en solitario, esos viajes, esos días, los personajes que lo crean van desapareciendo, hasta que el personaje no tiene referencias, no existe, es un vacío en la historia de otros personajes, no muere, se queda ahí, una tarde, mirando los autos avanzar, la gente caminar, trantando de entender qué les motiva, qué les hace llevar a una expresión facial lo que anhelan.

La historia es la de un sistema dinámico descrito por un sistema de ecuaciones con todas las variable posibles, lo que genera un sistema irresoluble, tal vez un poco predecible a corto plazo por aproximaciones, sin embargo las variables, y constantes, detienen el sistema, ya no hay dinámica, sólo estática, hasta que la entropía es máxima.

Podría leerse por tercera ocasión ese manojo de trescientas páginas, siete  capítulos y diez cuernos. (lo único emocionante era lo que llamaba cuernos, que eran anecdotas de una cuartilla entre capítulos, anecdotas de quien viene y va) pero no fue así, simplemente pedí la trituradora de papel de la oficina y pasé las páginas de siete en siete.

Borré los retratos de la ficción. Y sólo dejé algún vacio como prueba.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s