Resilencia III – Sobre el segundo mes.

Al principio fue pereza, siempre me ha dado pereza estar en casa, si me quedaba en casa es porque la pereza merece descanso, o bien es necesario limpiar, no puedo estar encerrado; salgo, me encierro en museos por horas, a veces sólo viendo y pensando en otras cosas, otras mirando detalles; sentado en los pasillos de los museos, tomando café o saliendo a la calle de nuevo, hace ya años que dejé de tener/estar en un grupo de amigos, otra historia aburrida que ya conté alguna vez, por lo que es común que siempre ande solo en los tiempos libres.

Así que esto del aislamiento no es tan distinto, no hablar con nadie, no salir con nadie, quizá extraño el sexo, siempre con extraños o poco conocidos raramente repetido, a veces me gusta abrazar a alguien toda la noche, porque también dejé de pasar la noche con la gente, muchas razones. Había empezado a asistir a eventos masivos de arte, menos tiempo, menos charla, casi llevar, ver y salir a los conocidos que en general me caen bien. Extraño también un poco eso.

Los primeros días exigían crear una rutina, casi la misma que uso para matar los días, levantarme, hacer ejercicio, bañarme, trabajar, hacer ejercicio, leer, dormir.

La rutina se ha hecho pedazos poco a poco, disminuí la frecuencia de ejercicio, agregué mucho alcohol a leer, veo hasta dos películas, charlo con algunos amigos y a veces hacemos videollamadas, y hablo con mis padres con más frecuencia.

Cada día las cosas tienen menos sentido, el trabajo se redujo pues toda actividad se redujo, así que ahora estudio y veo remotamente lo que se puede, hay otras cosas que revisar, una serie de pinturas en las que quería abstraer el caos. Las empecé antes del desenfreno de la cuarentena, ahora tienen más sentido y las voy completando, reviso fotografías y sobretodo borro viejos archivos, los días que tengo tiempo, y ganas de ahogarme en los recuerdos de una vida al aire libre, las voy eliminando, dejando principalmente el documento familiar.

A quién se dirige todo esto, pensé, creo que mis sobrinos echarán mano a las fotos impresas de ellos, imprimo algunas fotos para que se tenga registro de su propio paso por mi vida, pero ¿todo lo demás?

¿A quién se dirige todo lo que se ha hecho?

Evidentemente uno pasea por las ideas de muerte, recuerdo el título de la película: “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto”, pensé mi muerte tiene un sólo propósito y no sé cuándo llegue, pero está claro que me da igual que suceda con todo, incluso espero se destruya.

Pienso en lo que ahora es resguardo, La Virgen del Apocalipsis en Munal, La Vaca Amarilla de Franz Marc en el Guggenheim, Doña Juana la Loca de Pradilla en El Prado o El gran dragón rojo gigante y la mujer vestida de sol de Blake en la National Gallery of Art, incluso desaparecerá todo eso. ¿Por qué? Quedará resguardado ¿y si hay un nuevo brote, y otro, y otro?

Ahora pienso en lo que hago, pinturas, instantaneas, cianotípias, compuestos de plata, miles de imagenes digitales. Hay imágenes que atesoro, sobretodo lo perdido, pero fuera de la función de recordarme lugares, gente, momentos, no tienen ningún sentido.

Y poco a poco todo va perdiendo sentido, después de ver cómo mi fallida rutina se ha convertido en un monstruo de acciones repetitivas y sin fin.

Al salir por alimentos descubrí que la mitad del mundo vive como si nada, almuerza en familia en el mercado, aunque esté ya prohibido, pasean en el súper mercado, se tocan, ríen y tosen como si nada pasara, quizá es irresponsabilidad o una creencia que se han creído a lo largo de los años, una especie de mantra de una sociedad sin esperanza, siempre expuesta y siempre lista a morir:

De algo nos tenemos que morir…

Dicen.

El punto es que ahora nada tiene demasiado sentido, quizá se acabe la cuarentena y yo siga encerrado o sólo saque una gran pila de cosas viejas a quemarse y ver qué tiene de emocionante ese mundo tras la contingencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s